¿Cómo protejo mi idea?

(originalmente escrito en Noticias Hacker)

Esta tarde recibí un correo de una persona que mantendré en el anonimato. Copio a continuación su correo y mi respuesta. Espero que sea útil para otros que estén en la misma situación y para intercambiar opiniones sobre cómo ayudar a que la gente exponga de manera más natural sus ideas al mundo.

El correo que recibí:

Mira yo tengo un par de ideas muy buenas, he venido trabajando en ellas y tengo unas versiones alfa por así decirlo, me encantaría aplicar para el programa. La razón por la que te escribo este correo es por que quisiera preguntarte como protejo mi trabajo, mi idea. Hace tiempo vengo desarrollando esta idea y no es mi primer intento, pero creo que esta es muy buena, el detalle es que en realidad es muy sencilla, alguna empresa con grandes recursos podría desarrollarla a la par y ganar la carrera. Esta idea necesitaría explotarse de manera muy rápida y posicionarla en cuestión de algunos meses para poder establecerla.

Pero volviendo al punto, ¿Cómo protegerla?, ¿Qué garantía puedo tener yo de que incluso ustedes rechacen mi propuesta y la desarrollen aparte? Es esa parte la que no he logrado conciliar, y sé que necesito hacer algo al respecto, precisamente he estado esperando una buena inversión y tal ves esta sea una excelente oportunidad, sin embargo no estoy seguro de seguir siendo mesurado a la hora de tomar decisiones.

Ojalá pudieras darme algunos comentarios al respecto, obviamente estoy en busca de algo más que un "el que no arriesga no gana".

Saludos y gracias de antemano.

Mi respuesta:

Entiendo por lo que estás pasando, yo mismo he estado ahí. Te daré una respuesta honesta porque creo que es importante:

a) No importa cuan buena sea tu idea, en realidad no vale nada. En el mundo de los startups, las ideas no valen mucho, la gente las tenemos todos los días y generalmente son buenas ideas. Lo que vale es la gente que las hace realidad y la implementación misma de ellas. Los inversionistas, cómo yo ahora no invertimos en ideas, lo hacemos en las personas que puedan ejecutarlas.

b) No existe forma de proteger una idea, al menos no una que funcione para los startups de software o web (los cuales son en lo que me especializo). La forma de proteger una idea es ejecutándola. La razón por la cual yo, u otra persona capaz, no robaría tu idea no sólamente es una cuestión ética. Es una cuestión de negocios. Lo que me sobra son ideas y me sobra conocer gente con ideas. Lo que me hace falta como emprendedor y como inversionista es conocer personas con las cuales pueda hacer negocios. Típicamente lo que estas personas traen a la mesa es su conocimiento del mercado, su talento, sus conocimientos técnicos, sus contactos en la industria, etc.

En conclusión, no hace sentido robarte lo que ya tengo, sino asociarme contigo para obtener lo que no tengo.

En cuanto a las empresas grandes, quizá te sorprendería cuan poco propensas son a robar ideas. Las grandes empresas prefieren que tú como emprendedor corras el riesgo de probar si la idea funciona o no, que encuentres al equipo de personas que la implementen, que adquieras a los primeros clientes y que encuentres una forma de hacer dinero de ello. Una vez que ya pasaste todo esto, lo que hacen es comprar tu empresa. Para las grandes empresas es más económico introducir innovación en su oferta a través de la compra de otras empresas que a través de desarrollos propios.

Si eres bueno, no te preocupes. Nadie te robará y al contrario, la gente tratará de ayudarte a que tengas éxito. Si no eres bueno, la pregunta no es ¿cómo hago para proteger mi idea? sino ¿cómo hago para ser de más valor en el mercado y poder llevar mis ideas a su mejor ejecución posible?

César Salazar

Partner @ 500 Startups

I design communities, businesses and products

Share this on